Tomando el método geofísico de la Sísmica de Refracción, se puede realizar una cartografía geológica del solar a estudiar hasta una profundidad de unos 15-20 metros, con la finalidad de obtener multitud de cortes estratigráficos a lo largo de dicha parcela y por tanto; podemos detectar posibles anomalías geológicas en una gran extensión, como pueden ser:

* Nivel freático

* Potencia de rellenos

* Delimitación de bolsones de material más desfavorable

* Detección de cuevas de mayor de 0,5 metros

* Detección de pliegues y fallas

* Detección de acuñamientos de capas

Este método también se puede utilizar para cubicar los estratos rocosos de una zona que se va a desmontar. Por tanto, este ensayo es el apropiado para realizar con más exactitud un presupuesto de las partidas en la que la ripabilidad es deficiente.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted